LAS NOTICIAS MAS DESTACADAS

La elección del Zangarrón crea polémica, enfrentamientos y pintadas en Montamarta El Ayuntamiento, hasta ahora ajeno a la designación, ha decidido repetir el sorteo tras las denuncias de irregularidades en la primera votación

 

La elección del quinto encargado de encarnar al Zangarrón se ha teñido este año de polémica. El Ayuntamiento ha decidido repetir el sorteo, que ya se celebró el pasado 26 de octubre para seleccionar a dos de los tres jóvenes interesados de representar a este personaje, que recorre las calles de la localidad los días 1 y 6 de enero.

 

Los ganadores en esa primera votación fueron José María Pérez Pelaz y Aitor Pérez Sarda, mientras que José Carlos Lozano Domínguez quedó excluido. Sin embargo, este último, junto con otros dos quintos optaron por acudir al Ayuntamiento, donde presentaron un escrito para denunciar supuestas irregularidades en el proceso de elección, en el que aseguraron que había existido fraude. Para intentar aclarar el conflicto, el Consistorio envía una citación a los otros dos jóvenes, que no acuden a comparecer. Ante esta negativa, el equipo de Gobierno municipal convoca un pleno extraordinario cuyo único punto recogido en el orden del día es abordar este asunto. En dicha sesión plenaria, celebrada el pasado 13 de noviembre, es donde se decide celebrar un nuevo sorteo para elegir a los dos quintos que actuarán como Zangarrón. Esta determinación se toma con los votos a favor de seis concejales y sólo uno en contra.

 

La nueva elección se llevará a cabo este miércoles en el salón de plenos del Ayuntamiento de Montamarta, a las 20.15 horas. Este acto se convertirá en la primera elección pública del Zangarrón, que hasta ahora siempre se había decidido con una simple votación entre los jóvenes. También es la primera vez que la institución municipal interviene en el proceso, en el que con anterioridad sólo han participado los quintos de cada año.

 

La implicación del Ayuntamiento en el conflicto ha suscitado las críticas de los familiares de los dos jóvenes que habían ganado el primer sorteo. Maribel Pelaz, la madre de José María Pérez, argumenta que «el Ayuntamiento no tiene ninguna competencia para intervenir en la elección del Zangarrón, ya que son los propios quintos los únicos que tienen la capacidad de decidir». Por ello denuncia «un abuso de autoridad y un atropello a la justicia y al sentido común». Niega tajantemente las supuestas irregularidades cometidas en la primera votación y asegura que la segunda que se llevará a cabo este miércoles «no tiene ninguna validez, los resultados son totalmente nulos».

 

Los desacuerdos entre los quintos han generado un ambiente de crispación entre familiares y amigos de los afectados, entre los que se han producido enfrentamientos personales, amenazas e incluso denuncias. De hecho se da la circunstancia de que los padres de dos de los quintos enfrentados son familiares. A ello se suman las pintadas contra el alcalde que aparecieron ayer en distintos puntos del pueblo. El regidor municipal, Rogelio Conde, lamenta la sucesión de acontecimientos a los que ha dado lugar este conflicto y defiende la intervención municipal «porque en el momento que se presenta y registra un escrito en el Ayuntamiento no tenemos más remedio que intervenir». Además, considera que «es el único cauce democrático para resolver la situación».

 

En todo caso, para evitar próximas situaciones similares, Rogelio Conde anuncia el debate de la posible elaboración de una normativa para regular en lo sucesivo la elección del Zangarrón, que hasta ahora se rige por la mera costumbre, sin que exista ningún documento reglado.

 

Sean cuales sean los resultados de la nueva votación que se llevará a cabo este miércoles, el conflicto generado hace prever que las celebraciones del Zangarrón de este año estén cargadas de tensión. Los ganadores del primer sorteo no están dispuestos a aceptar resultados diferentes a los ya obtenidos y anuncian medidas legales. «La única votación que vale es la primera y haremos todo lo que legalmente podamos para imputar unos resultados diferentes», explica Maribel Pelaz, madre de uno de los quintos afectados. En todo caso aclara que, por su parte, intentarán evitar que el conflicto que se radicalice. La elección del Zangarrón de este año ha generado una decisión entre los vecinos de Montamarta, entre los que apoyan a los dos quintos que ganaron el primer sorteo y los que respaldan la repetición del mismo, lo que ha derivado en enfrentamientos entre ambas partes.

 

Por su lado, el alcalde de Montamarta, Rogelio Conde, asegura que «no vamos a permitir que el conflicto afecte a una celebración tan importante como es el Zangarrón, para el que estamos pidiendo la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. A su juicio, «todo ha llegado ya demasiado lejos y la única solución que hemos encontrado ha sido repetir la votación».

 

 

SAN CEBRIAN DE CASTRO
SAN CEBRIAN DE CASTRO

Los contribuyentes sin regularizar de San Cebrián pagarán el doble

 

El coste se reduce a la mitad para los titulares de las viviendas que cumplen con los pagos catastrales

 

12.11.2013

 

El Ayuntamiento de San Cebrián de Castro también ha llevado a cabo una actualización del catastro para regular el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Para ello ha optado por favorecer a los vecinos que ya cumplían con los abonos que le correspondían y por incrementar el cobro a los que hasta ahora estaban pagando un importe inferior al exigido.
En concreto, los titulares de inmuebles que se encuentran en el primer caso se beneficiarán de una reducción del impuesto del 50%, que subirá el doble para los contribuyentes no regulados. «El que no pagaba nada tendrá que pagar el doble y el que cumplía con sus obligaciones solo tendrá que abonar la mitad», según explica el alcalde de San Cebrián de Castro, Javier Aguado Hernández.

 

San Cebrián del Castro se suma a Villanueva del Campo y a otras localidades de la provincia que han llevado a cabo una reducción de este impuesto.

 

Por otro lado, el Ayuntamiento de San Cebrián también ha hecho públicas las nuevas tasas que se cobrarán por el nuevo velatorio público municipal puesto en marcha hace unos meses. La tarifa será de 200 euros para personas relacionadas con el municipio y de 300 para personas que sean de fuera.

 

En cuanto al cementerio, el Ayuntamiento cobrará 700 euros por la concesión a perpetuidad de cada nicho y 30 euros en el caso de las sepulturas.

 

Mapa de los tramos adjudicados de la Autovía de la Plata entre Zamora y Benavente.
Mapa de los tramos adjudicados de la Autovía de la Plata entre Zamora y Benavente.

La Autovía de la Plata tendrá 160 millones de financiación

 

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido la mitad de este préstamo, mientras que la otra mitad la aportan BBVA, Santander y el ICO


El consorcio integrado por Acciona, Cintra (Ferrovial) y Meridiam ha cerrado la financiación para construir un tramo de la Autovía de la Plata a su paso por la provincia de Zamora por un importe de 160 millones de euros.

 

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido la mitad de este préstamo, mientras que la otra mitad la aportan BBVA, Santander y el ICO, según detallaron a
Europa Press en fuentes de Meridiam.

 

Los 40 millones de euros restantes que completan la inversión de 200 millones que supone el contrato corresponden al 'equity', el capital, que los socios del consorcio aportan al proyecto.

 

El consorcio cierra así la financiación para acometer el contrato de construcción y posterior explotación durante treinta años del trazado de Autovía de la Plata de 49 kilómetros de longitud comprendido entre Benavente y Zamora, el que constituye el último eslabón que completa la autovía.

 

Este tramo de vía, que debe estar listo en julio de 2015, se construirá lo más próximo posible a la actual carretera nacional N-630 con el fin de minimizar al máximo el impacto del proyecto sobre el medio ambiente.

 

El nuevo tramo de autovía contará, entre otros elementos singulares, con cinco viaductos, 28 pasos superiores, y ocho intercambios.

 

En un comunicado, el presidente de Meridiam, Thierry Deau, destacó este proyecto como una de las 25 inversiones en infraestructuras a largo plazo acometidas hasta la fecha por esta sociedad de inversión.

 

"Aunque son tiempos difíciles, es precisamente este enfoque a muy largo plazo lo que hace de Meridiam una compañía diferente y nos anima a seguir invirtiendo en el
futuro en España", añadió.

Los vecinos de San Cebrián dispondrán de hasta 65.000 litros de agua potable al día la nueva planta de ósmosis inversa, ya en servicio, reduce un 90% el nivel de nitratos que invalidaba el suministro

17.01.2013

Beber agua del grifo será una realidad para los vecinos de San Cebrián de Castro en tan solo unos días. La nueva estación de tratamiento instalada en la localidad, que ya ha entrado en funcionamiento, producirá hasta 65.000 litros de agua potable al día, un volumen que supera los 38.000 litros de media que consumen en la actualidad los casi 300 habitantes de la localidad. Sin embargo, este suministro aumenta hasta un 50% durante la temporada estival.

De momento, los resultados que arrojan los primeros análisis efectuados ya sitúan su calidad en un nivel óptimo. Su consumo se permitirá en cuanto llegue la autorización oficial de la Consejería Territorial de Sanidad, que se espera recibir en los próximos días.

Los altos índices de nitratos y manganeso que contenía el agua en esta localidad impedían el consumo, al estar catalogada como no potable. De hecho, el nivel de nitratos que se considera apto para el consumo humano es de un máximo del 50%, un porcentaje que ascendía en San Cebrián al 58%. Los niveles de este componente se han logrado reducir en un 90% mediante la instalación de una planta de ósmosis inversa, un sistema que permite separar cada elemento a través de una filtración. La empresa Zamoragua ha sido la encargada de realizar esta obra, en la que también se ha implantado un desferrizador para rebajar los índices de manganeso.

El proyecto ha supuesto una inversión de 50.000 euros, que han sido financiados a través de una subvención de la Diputación Provincial y con fondos aportados por el propio ayuntamiento. Las instalaciones ejecutadas consisten básicamente en oxidaciones, filtraciones y microfiltraciones, aunque el tratamiento principal se consigue por una planta de osmosis inversa.

A la espera de la autorización de Sanidad, la calidad del agua ha mejorado de forma considerable. De hecho, el responsable de la empresa, Pedro Martínez Toribio, asegura que «los vecinos del pueblo, sin saber que las instalaciones ya funcionaban, nos han comentado que notan el agua más fina, que hierve antes, que los jabones hacen más espuma y que incluso a la hora de cocinar el sabor de los alimentos es más puro». Unas apreciaciones que, según detalla el especialista, responden a que «al entrar en contacto las sales disueltas en las aguas con los alimentos secuestran y enmascaran sabores debido a las reacciones que se producen entre estas sales y los alimentos». Una vez tratada el agua a través del sistema de ósmosis inversa se eliminan el 93% de las sales que la componen. Por ello este tipo de aguas, de las que dispondrán en unos días los vecinos de San Cebrián de Castro, está especialmente indicada para el consumo humano, industrias agroalimentarias, hostelería y restauración.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha acometido las obras para sacar los contadores de agua a las fachadas y conseguir un mejor control del consumo a la vez que una mayor mentalización de un uso responsable del agua por parte de los vecinos.


Tratamientos aplicados para facilitar el suministro

Ósmosis inversa
Este proceso permite filtrar el agua y separar sus componentes antes de que pase a la red de abastecimiento.

Procedencia
Su nombre proviene de «ósmosis», el fenómeno natural por el cual las células vegetales y animales se proveen de agua para mantener la vida. Consiste en uno o varios tubos de presión, a los que una bomba suministra el fluido a tratar. Una válvula reguladora en la corriente de concentrado es la encargada de controlar la misma dentro de las membranas convenientemente dispuestas.

Desferrizador
La desferrización es el proceso mediante el cual se elimina el hierro y manganeso presentes en el agua. Esto es posible gracias a los equipos desferrizadores, como el instalado en San Cebrián.

Contraindicaciones
Las altas concentraciones de ambos componentes son perjudiciales para el agua de consumo. Pueden provocar obstrucciones en cañerías y deteriorar gravemente electrodomésticos. Además, estos componentes otorgan un fuerte color y sabor al agua.

Camino de Castrotorafe desde San Cebrián de Castro La vida humana debió comenzar allí en tiempos muy remotos: las excavaciones arqueológicas demuestran que ya estaba poblado en el Paleolítico

Valdeón y el arquitecto Francisco Somoza posan junto al Príncipe y al presidente de la Real Fundación de Toledo
Valdeón y el arquitecto Francisco Somoza posan junto al Príncipe y al presidente de la Real Fundación de Toledo

Zamora, espejo de urbes

 

El Príncipe de Asturias anima a la alcaldesa a continuar «en la defensa e impulso del patrimonio histórico» durante la entrega del premio de la Real Fundación de Toledo

Zamora se convirtió ayer en el espejo en el que se miran ciudades con poderosa herencia medieval para ejercer una sólida defensa del patrimonio histórico. La trayectoria de la ciudad fue ayer reconocida por el propio Príncipe de Asturias, que entregó ayer a la alcaldesa el premio de la Real Fundación de Toledo en reconocimiento a la labor de promoción del patrimonio y su integración en la vida de los zamoranos. El Príncipe expuso durante su intervención que «la potenciación del patrimonio debe de ser una política de Estado para preservarlo frente al paso del tiempo y contra el olvido», dijo, en presencia de la alcaldesa, a la que dio la enhorabuena personal por el premio a la ciudad. Tras la entrega de los galardones, el Príncipe de Asturias animó a todos los ganadores a «seguir en la misma línea de defender, impulsar y favorecer el patrimonio histórico» y agradeció de manera especial la labor que ciudades como Zamora llevan a cabo con inversiones «que suponen una apuesta decidida directa e indirecta por la creación de empleo», dijo el integrante de la familia real.

El acto contó con la presencia de la presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, quien tildó a Zamora como «una de las más bellas ciudades del país que ha sabido conservar su belleza al tiempo que se adapta al nuevo siglo para concitar la comodidad de la vida de los ciudadanos y la curiosidad de sus visitantes», alabó la política.

La alcaldesa de Zamora, muy satisfecha y orgullosa por el reconocimiento a la ciudad que representa, mantuvo una amena conversación con el Príncipe de Asturias tras el acto, al que acudió acompañada de la consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, Alicia García, y del arquitecto zamorano Francisco Somoza, responsable de muchos de los proyectos de rehabilitación de la ciudad. La regidora local invitó al Príncipe a visitar la ciudad de nuevo para conocer con más detalle las joyas patrimoniales que ayer motivaron un nuevo premio para Zamora.

«Todo un ejemplo». Así calificó el acercamiento de la capital zamorana al río Duero el presidente de la Real Fundación de Toledo, Fernando Ledesma, horas antes de que la alcaldesa recogiera el premio. La regidora local vio así reconocida la labor desarrollada en los últimos años «en materia de rehabilitación y conservación del patrimonio con actuaciones que han sabido conjugar la protección y la conservación de nuestra riqueza patrimonial con la modernización de la ciudad», expuso Valdeón.

La concesión del premio obedece, según el acta del jurado, «al éxito del proceso de transformación urbana de Zamora, que conjuga conservación y renovación, tradición y contemporaneidad, espacio construido y natural, dando como resultado la recuperación de la ciudad para sus habitantes y visitantes, a la vez que genera la reactivación social, cultural y económica». Fernando Ledesma insistió en que «toda actuación que es ejemplar es beneficiosa para su entorno inmediato y para todas las demás ciudades que tienen ese mismo problema común», apuntó, al considerar que en Toledo «hay problemas parecidos a los que puede presentar la ciudad castellanoleonesa y que ésta va resolviendo poco a poco». En este sentido, planteó que proyectos de recuperación planteados en Zamora «pueden servir de pauta para el futuro de Toledo», apuntó Ledesma, muy interesado en la recuperación de las Aceñas de Olivares de la capital.

El jurado destacó también para la entrega del premio «la integración de los elementos que conforman la ciudad, como son los edificios monumentales, viviendas, infraestructuras, calles, plazas, parques, movilidad y pavimentos que han entretejido con gran acierto los espacios urbanos, sin olvidar la recuperación del diálogo perdido con el río y su paisaje histórico». La alcaldesa de Zamora enumeró en Toledo las actuaciones más importantes que se han ejecutado durante los últimos años como «la urbanización y renovación integral de infraestructuras del casco histórico de la ciudad desde la plaza de Alemania a la Catedral, la recuperación monumental del edificios históricos como el Castillo, las Aceñas, el Palacio de Doña Urraca o la Alhóndiga, la recuperación de las riberas del Duero, la calle de Balborraz o el proyecto Zamora Románica».

Zamora es ya la cuarta ciudad española que alcanza este reconocimiento tras los premios otorgados en ediciones anteriores a los ayuntamientos de Santiago de Compostela, Barcelona y Vitoria. También cuentan con esta distinción la ciudad portuguesa de Gumaraes o el proyecto de investigación y actuación en la zona arqueológica de las Médulas, en León. En el ámbito internacional han sido reconocidas actuaciones como las de la Unesco o la Fundación Cultural Aga Khan.

El Procurador del Común actúa de oficio por nuevos derrumbes en Castrotorafe pide informes sobre las actuaciones de la Consejería de Cultura, la Diputación y el Ayuntamiento de San Cebrián para evitar el deterioro de la villa medieval

 

El Procurador del Común de Castilla y León ha iniciado una actuación de oficio sobre la situación de las ruinas de la antigua fortaleza de Castrotorafe, enclavada en el término de San Cebrián de Castro. La iniciativa de la institución que preside Javier Amoedo responde a los últimos derrumbes que ha sufrido el monumento, de los que el Procurador del Común ha tenido noticia a través de la información publicada por este diario.

La actuación de oficio, dentro de la función tuteladora en el ámbito de la protección del patrimonio histórico, incluye la petición de información tanto a la Consejería de Cultura de la Junta por sus competencias en materia de conservación, a la Diputación Provincial como propietaria de la fortaleza y al Ayuntamiento de San Cebrián de Castro, en cuyo término se enclava el despoblado medieval.

Con ésta es la tercera vez que el Procurador del Común actúa de oficio -lo hizo en 1996 y 2005- como consecuencia de los derrumbes y la progresiva degradación del llamado despoblado de Castrotorafe, declarado Monumento Nacional Histórico-Artístico en 191 y considerado como Bien de Interés Cultural, reconocimientos que lo amparan en el nivel mayor de protección. Pese a ello, el conjunto formado por el castillo, la muralla y la ermita del siglo XII, situado a orillas del Esla, se encuentra en la Lista Roja del Patrimonio debido a su ruina progresiva por el deterioro, desprendimiento y desaparición de las murallas por falta de consolidación.

Según se ha informado desde la oficina del Procurador del Común, la última vez que esta institución se dirigió a la titular del complejo histórico fue en el año 2005, «pues como propietaria tiene la obligación de su conservación». Se requería de la institución provincial conocer si había iniciado los trámites oportunos con la Junta para la restauración, puesto que si ellos carecían de medios para actuar se instaba a suscribir convenios que permitieran la conservación y el mantenimiento de las ruinas. Desde el Procurador se recuerda que «el deber de conservación y mantenimiento de los bienes integrantes del patrimonio cultural compete a sus propietarios. Pero el importante proceso de degradación al que están sometidos algunos de ellos (como es el caso de la villa medieval) impide a sus titulares hacer frente a los gravosos costes» y es ahí la administración autonómica la que debe tutelar esa conservación. Sin embargo a este respecto, y pese a los requerimientos el Procurador del Común nunca recibió respuesta alguna de la Diputación.

Ahora ante el conocimiento de nuevos derrumbes -que afectan a un lienzo de la muralla y previamente a desprendimientos en uno de los cubos-, y la necesidad de efectuar obras de urgencia, el Procurador del Común inicia la actuación de oficio que le ha llevado a solicitar información de la Consejería de Cultura y Turismo con el fin de conocer «las actuaciones realizadas para garantizar la conservación y consolidación del despoblado de Castrotorafe en cumplimiento del Plan Director (que recogía las actuaciones necesarias para la conservación de la fortaleza) y las medidas que se vayan a tomar para exigir la conservación y consolidación de las ruinas a la propietaria del bien, que es la Diputación».

Otro de los escritos se dirige a la Diputación de Zamora solicitando información sobre «las iniciativas que ha llevado a cabo, por si sola o en colaboración con la Administración regional, para la consolidación de la fortaleza y las medidas, en atención a las nuevas circunstancias, que piensa tomar para la consolidación de los restos».

La tercera comunicación del Procurador del Común se dirige al Ayuntamiento de San Cebrián de Castro para conocer «si ha adoptado alguna medida en el ámbito de sus competencias», así como que concrete si se ha dirigido a la Consejería de Cultura y a la Diputación, y en caso afirmativo la respuesta recibida de dichas administraciones. El Procurador del Común esperará a conocer las respuestas de las instituciones a las que se ha pedido información para emitir después una resolución que muy probablemente se centrará en instar a la actuación sobre la fortaleza para evitar un deterioro mayor.

Las más recientes declaraciones del presidente de la Diputación con respecto a la situación de Castrotorafe aludían a la solicitud del 1% cultural que correspondería por las obras de la autovía Ruta de la Plata que pasan por el término de San Cebrián. Apuntó que ya se había solicitado al Ministerio de Fomento pero se volvería a cursar la petición.

RUTAS A PIE POR TIERRAS DE ZAMORA
RUTAS A PIE POR TIERRAS DE ZAMORA

Distancia desde Zamora: 27 km

Longitud total del trayecto: 9 km

Tiempo aproximado: 23 horas

Dificultad: Baja (camino monótono)

Detalles de interés: desolado histórico, ruinas monumentales, castillo y murallas, paisaje singular, casco urbano notable, monumentos religiosos, blasones

Por esta vez hollaremos con nuestros pasos los solares yermos de Castrotorafe. Visitaremos así uno de los lugares históricos más impactantes de la provincia de Zamora, del cual sólo perduran melancólicas ruinas dispersas sobre un desamparado y solitario alcor.

La vida humana, ahora ausente, debió de comenzar allí en tiempos muy antiguos. Por excavaciones realizadas se ha comprobado que el enclave ya estuvo habitado en la nebulosa época del Paleolítico. Después tuvo una ocupación castreña sobre la cual, se especula, los romanos establecieron la mansión de Vicus Acuarium, al servicio de la Vía de la Plata.

Pero fue en la Edad Media, tras la reconquista de estas tierras, cuando el enclave vivió momentos de esplendor. Se piensa que Alfonso III pudo repoblar el lugar y crear sus primeras defensas, pero no hay referencias claras sobre ello. Debió instalarse allí una modesta aldea que, en el año 1129, Alfonso VII potenció su importancia con la concesión de los primeros fueros. Otras cartas forales seguirían después. Fue este monarca quien organizó su extenso alfoz y ordenó la construcción de un recio sistema defensivo. El concejo así formado englobó, además de la villa cabecera, otras siete localidades ubicadas a ambos lados del río Esla. Tras una crisis en la que el mismo rey decretó el desmantelamiento de las murallas, su hijo Fernando II apoyó decisivamente la población, pues ordenó levantar de nuevo la cerca y construir el recio castillo. La plaza fuerte así surgida pasó en 1176 a manos de la recién fundada Orden de Santiago, que estableció aquí la sede de su encomienda mayor. Con Alfonso IX favorecióse aún más la magnitud estratégica del lugar, el cual contó con un importante puente, paso principal en las comunicaciones con las tierras occidentales del reino.

En los comienzos del gobierno de Fernando III el Santo, en los tratados para la toma de posesión de la corona de León, este monarca recuperó la villa para entregársela a sus hermanas Sancha y Dulce. Años después, durante los revueltos reinados sucesivos, el fortificado bastión fue lugar de refugio y ofensiva de gentes de uno y otro bando. Los últimos hechos de armas importantes que se dieron ante sus muros transcurrieron en los momentos de la Guerra de Sucesión entre Juana la Beltraneja e Isabel la Católica. El rey Alfonso de Portugal, adalid de la primera, consiguió tomar la villa, pero no logró expugnar la fortaleza.

A partir de entonces comenzó la decadencia y fue tan acusada que el lugar llegó a despoblarse definitivamente. Se ignora el por qué de ese abandono. Se achaca a las pestes y al emponzoñamiento de las aguas del río por la maceración del lino en su curso superior. Quizás uno de los principales motivos fuera el derrumbamiento del puente que en 1787 estaba inutilizado y nunca llegó a restaurarse. Al fin, la capitalidad de la jurisdicción se trasladó a San Cebrián de Castro, antigua aldea que heredó todos los honores de la villa yerma. Quedó así Castrotorafe desierta del todo, desportillados sus muros y aprovechadas las piedras como cantera para construcciones en los pueblos contiguos. La última y emotiva residente que allí quedó fue la venerada imagen de la Virgen del Realengo, la cual recibió culto en el viejo templo parroquial, transformado en ermita. Pero también llegó la ruina a ese recinto religioso y la figura mariana encontró cobijo en San Cebrián, acomodándola con todos los honores en el nicho más notable del retablo mayor de su iglesia.

Obligado es entonces que, para visitar y conocer la zona, habremos de acudir en primer lugar a su centro actual, el ya varias veces nombrado San Cebrián de Castro. Hallaremos una localidad grande, tendida mansamente en una apacible y acogedora hondonada. Sus calles preséntase amplias y rectas, urbanizadas con esmero, a las que se asoman viviendas bien construidas, varias realzadas con blasones. Formando parte de la amplia plaza mayor, la iglesia posee una fachada sobria pero monumental, timbrada por la cruz santiaguista y con un alto remate con frontón curvo. Por detrás asoma la recia torre, aligerada con dos pisos de ventanales. En las formas que ahora vemos el templo se construyó en el siglo XIX, contando con un desahogado interior, en el que el retablo principal muéstrase como la pieza artística más valiosa. Es obra renacentista, en la que descuellan los cinco grandes relieves sobre la vida de Santiago. En su centro se venera la preciosa figura de la Virgen del Realengo, ya citada, talla probable del siglo XIII. Muestra a la Reina de los Cielos sedente, con su hijo sobre la rodilla izquierda. En su honor se celebra una emotiva fiesta el lunes de pentecostés, con procesión en la que se lleva la imagen hasta la salida del pueblo y enfilando hacia el camino de Castro, como emotivo gesto de recuerdo hacia el lugar donde antaño tuvo su santuario.

Por uno de los laterales del casco urbano discurre el arroyo de Valdeladio, el cual únicamente posee caudales en inviernos de lluvias copiosas. Junto a él se hallan hermosos enclaves, como el formado por la laguna del Choplo, en la que se reflejan los árboles que prosperan a sus orillas. Sumamente pintoresco es el viejo puente de piedra, creado con rustica mampostería de cuarcitas irregulares. Posee cinco arcos de medio punto, de tamaño decreciente, lo que condiciona una plataforma en doble rampa. Enlaza el núcleo principal de la localidad con el Arrabal situado junto a la margen derecha. Difícil es averiguar a simple vista la cronología, pero en todo caso muestra unas formas ancestrales y evocadoras, muy atractivas.

Iniciamos ya la caminata hasta el ancestral desolado de Castrotorafe, viejo corazón y capital de la jurisdicción. Para ello utilizamos el camino llamado de Castro, que antaño fue muy transitado. Al salir del pueblo pasamos el arroyo por otro puente, en este caso funcional y de cemento. Iniciamos ahora una suave cuesta, dejando a ambas manos pequeñas casetas que vienen a ser los últimos edificios de todo el trayecto. Penetramos en terrenos desnudos, desarbolados, que permiten una generosa amplitud visual. La pista es recta y bien compactada, embutida en un tramo dentro de una modesta trinchera, con matas de juncos en las cunetas. Al finalizar el repecho sigue una fuerte bajada. Pero desde allá arriba ya se divisan a lo lejos los muñones de las fortificaciones de Castrotorafe y a su derecha la silueta activa de los edificios y naves de Fontanillas. Al bajar a la contigua hondonada quedamos ascéticamente inmersos entre el terreno. Avanzamos estimulados por la visión anterior, carentes de otros motivos que amortigüen las ansias. Pasamos un primer cruce, y tras largo trecho otro segundo. Desde éste último, hacia la derecha parte el ramal hacia Fontanillas, ya bastante cercano. Atravesamos al fin la concurrida carretera de Zamora a Benavente. Corto es el sector que queda para nuestra meta, pero antes de llegar hay que disfrutar con calma del conjunto.

El viejo desolado se ubicó en una especie de mota de cumbre plana y laderas cortas pero empinadas. Quedó reforzado todo su contorno con una imponente muralla de mampostería. Resisten en pie lienzos parciales, entre brechas que acumulan en su base los escombros de sus derrumbes y todavía se aprecian algunos torreones auxiliares. A la sombra de estos muros pasa la vieja cañada ganadera de la Vizana, quizás trazada sobre la muy anterior Vía de la Plata. Un moderno miliario de granito señala con claridad su lecho. Al lado se abre la cuenca de una laguna, casi siempre seca, pero que sirvió antaño como abrevadero de los rebaños que por aquí trashumaban.

Penetramos en los espacios del propio yermo por el boquete donde se alzó la que fuera su puerta y acceso principal. Del arco que existió no quedan ningún vestigio, pero a su lado se yergue un descarnado muñón que hubo de constituir el núcleo de un cubo defensivo. Los solares antaño ocupados por las casas se distribuyen en diversas fincas que esporádicamente aún se siembran. Se aprecian numerosos fragmentos de cerámica y el cascajo disperso de las destruidas paredes. En el centro permanecen diversos retazos de lo que fue la iglesia. Robusto y poderoso aún se eleva el paredón sobre el que se apoyó el campanario, cortado a la altura de las troneras. Al lado se marca el retazo de un arco que debió de pertenecer al pórtico. Dejamos atrás un monumento conmemorativo, colocado hace escaso tiempo.
Afectados por la grandeza y desolación del paraje avanzamos hacia el noroeste, siguiendo la rodera que hacia allá cruza. Al fin, en el extremo, descubrimos las ruinas del que fuera imponente castillo, las cuales se han beneficiado de pequeñas labores de restauración. Ante esos vestigios sentimos el pesar del estado actual e imaginamos la suntuosidad del pasado. En sus salas se cobijaron aquellos freires santiaguistas, a la vez monjes y guerreros, cuyos maestres dirigieron desde aquí sus extensos dominios. También habitaron en sus estancias las que imaginamos delicadas infantas doña Sancha y doña Dulce, herederas del reino de su padre Alfonso IX. Con ellas vino a tratar, a cumplir y a agasajar su medio hermano Fernando III el Santo. Evocamos a la vez el desfile de los ejércitos y el golpear de las armaduras en los hechos bélicos sucedidos por los alrededores. Y ante aquél esplendor del pasado atribula la devastación del presente, el abandono, los despojos y una tremenda soledad.

Desde una peña contigua divisamos el inmediato curso del Esla, embalsado por la presa de Ricobayo. Si los niveles están altos sólo veremos una mansa superficie acuática. Por el contrario, en épocas de estiaje queda al descubierto el cauce natural del río, desnudo y mineral, desprovisto de la vegetación ribereña originaria. Cruza encajado entre cuestas bravas y agrestes, a modo de un gran foso protector por este lado. Junto a cuchillones rocosos naturales por los que se precipitan las corrientes, reconoceremos los destrozados vestigios del histórico puente. Quedan unas pocas pilas socavadas por las avenidas junto a otras arrumbadas del todo. A su vez permanecen los tajamares de viejas aceñas.

Tras deambular por todo el contorno, buscando los encuadres y las vistas generales más significativas, llega el momento del regreso. Ante complejas alternativas por otros caminos, al fin optamos por retornar por la misma pista por la que vinimos.

 

restauracion de hace unos años
restauracion de hace unos años

Maíllo solicitará «de nuevo» el 1% cultural para Castrotorafe la Diputación anuncia una «pequeña partida» en el presupuesto de 2013

La Diputación Provincial ha solicitado «en varias ocasiones» el uno por ciento cultural para invertir en la consolidación de las ruinas de la fortaleza de Castrotorafe. Así lo confirmó ayer el presidente de la institución provincial, Fernando Martínez Maíllo, tras producirse un nuevo derrumbe en la muralla del monumento medieval situado en el término de San Cebrián de Castro que es propiedad de la Diputación.

Pese a esas peticiones realizadas, Martínez Maíllo confirmó que se va a volver a solicitar al Ministerio de Fomento esa asignación del uno por ciento cultural «con ocasión de la construcción de la autovía Zamora-Benavente» que pasa por el término municipal de San Cebrián. El presidente de la institución provincial defendió que Castrotorafe «nunca ha estado abandonado», y para ello justificó «una primera fase de obras de consolidación para evitar más derrumbes» realizada a instancias de la Diputación. Anunció además que en los presupuestos provinciales del año 2013 se consignará «una pequeña partida para conseguir que al menos no se siga deteriorando (la fortaleza medieval). Es una consolidación mínima y necesaria, pero la actuación más intensa dependerá del uno por ciento cultural que volveremos a solicitar con cargo a la autovía Zamora-Benavente».
Por otro lado el procurador socialista, José Ignacio Martín Benito, ha registrado en las Cortes de Castilla y León una pregunta dirigida a que la Junta informe de las actuaciones que ha llevado a cabo con relación al Bien de Interés Cultural de Castrotorafe en los últimos cinco años (2008-2012) y a cuánto han ascendido las aportaciones libradas por la Junta conforme a dichas actuaciones. Junto a esta iniciativa, Martín Benito ha registrado la solicitud de documentación referida a la copia del Plan Director del despoblado, castillo y murallas de Castrotorafe, declarado Monumento Nacional en 1931 y Bien de Interés Cultural conforme a la legislación actual, especificando que aquellos documentos que obren en soporte informático, sean facilitados en dicho formato.

«La preocupación ante el estado de esta fortaleza es máxime cuando además los presupuestos de la Junta para 2013 han dejado la partida de conservación del patrimonio reducida a la mínima expresión».

 

PADRON AÑO 2011 PUEBLOS DE ZAMORA Y LA CAPITAL

padron2011.pdf
Documento Adobe Acrobat 88.8 KB
ELIGIR IDIOMA
CASTILLA Y LEON
CASTILLA Y LEON
IR A ESTA WEB
IR A ESTA WEB