VERSOS Y SENTIMIENTOS

EN LA ESQUINA EL BALCON

Una pareja de ancianos
están sentados al sol
comentando tristemente
del tiempo que ya pasó.

¿Qué te pasa amigo
que tienes tanta tristeza?
Pienso tanto, amigo mío,
que me duele la cabeza.

Sabes que me encuentro solo
que no puedo trabajar
y en las casas de los hijos
sólo sirvo “pa” estorbar.

Esa historia se repite
con frecuencia amigo mío
por eso han hecho los hombres
las residencias y asilos.

Yo tengo esposa y me quiere
pero ya somos muy viejos
y pensamos cada día
en los hijos y en los nietos.

Pero ellos viven su vida
y no quieren ser esclavos
de estos viejos, que por viejos
suelen ser bastante raros.

Por eso querido amigo
debemos tener paciencia
y cuando estemos cansados
vamos a una residencia.

Allí tendremos amigos
con quien hablar de la vida
y consolar nuestras penas
si los hijos nos olvidan.

Eso está bien amigo
pero me da mucha pena
que yo limpiase a mis hijos
y ellos limpiarme no quieran.

Que no les dejo dormir
por esta tos que me ahoga
y ellos no tienen en cuenta
lo que sufre mi persona.

Dicen que arrastro los pies
que mancho mucho la casa,
si no puedo levantarlos
¿para qué mayor desgracia?

Yo sé que cuando hago pis
me mancho los calzoncillos
¿cómo poder evitarlo
si esta encogido el pitillo?.

Cuando tenía quince años
a tres metros lo enviaba
pero ahora, querido amigo,
de los pies no se separa.

Me dicen que huelo mal
y es propio de la vejez
pero ellos no se dan cuenta
que aquí llegarán también.

Yo que tanto trabajé
por darles pan y cariño
y ahora que no tengo nada
estorbo en todos los sitios.

Cuantas noches yo pase
velando sus calenturas
y ellos riñen si me quejo
de este maldito reuma.

Por eso le pido a Dios
que tenga piedad de mí
que el desprecio de los hijos
es muy triste para mí.

Si querido amigo

pienso que tienes razón
pero estar triste no quita
las penas del corazón.

Tenemos que ser valientes
y aguantar lo que podamos
porque el cariño esta

vida lo ha cambiado.

Ya no hay rosario en familia
ya no hay amor entre hermanos
se apartan los matrimonios
y hay hijos abandonados.

Por eso querido amigo
debemos pedirle a Dios
que nos dé mucha paciencia
para aliviar el dolor.

Que tenga misericordia
de estos pobrecitos viejos
y a la hora de la muerte
le alivie los sufrimientos.

 

JUANITO


Bodega Escaja

 

Sorprendente fue el momento

Al entrar en la bodega,

Cortinas originales,

Asombran por su simpleza.

 

Están montadas a mano,

Con corcho y unas cuerdas,

Del vino que se bebió

Con toda su parentela.

 

Colgando están en el techo

Las ristras de sus chorizos,

Lomos, morcillas, jamones

Nos abren gran apetito.

 

Y… tiendes a degustarlos

Sin miramiento, ni prisa,

Pues que mejor que un buen vino,

Y tapa, que nos alegre la vida.

 

Barra de bar en la esquina

Encima tiene un botijo,

Agua fresca, cristalina

Para abstemio empedernido.

 

Un hombre acarrea a cuestas

Con la espalda dolorido,

Pues el vino de la botella

Le pesa como mil quilos.

 

No faltan sus dos banquetas

Cómodos, bebiendo finos,

Su mesita es de madera

Troncos asientos sencillos.

 

 

 

Cuadros en las dos paredes,

Uno Kati así le pintó

Con las barricas y toneles,

Punto de cruz en el otro.

 

Botella, descorchadores

Josefina Márquez bordó,

Quiso que un buen detalle

Conservara en un rincón.

 

En las paredes pañuelos

De Zaragoza y Pamplona,

Del vino los Mandamientos

Y de Juanito un poema.

 

También tiene en las paredes

Bastones que allí cuelga,

De Santa Tecla del Monte

Una bota muy pequeña.

 

Con la pareja asturiana

Que se está dando un morrón,

Ristras de ajos, cebollas

Aunque falsas dan el son.

 

Las botellas apiladas

Llegan a los mismos techos,

Y un candil de una viga

Cuelga con todo derecho.

 

Algún detalle dorado

De unas piezas de latón,

Piedras decoradas a mano

De Poboleda ellas son.

 

 

  Y en las fiestas anuales

Que se celebran allí,

Tuvieron como detalle

Darles, estas que están aquí.

 

Caja con sus finos puros,

Petaca y ceniceros,

Para disfrutar del humo

Que fuman los caballeros.

 

En un estante está la orza

Que contiene aceitunas,

Barrilitos para el licor

Conservas, licores, porrón.

 

Debajo barricas llenas

Buen vino sabe mejor,

Arriba en una leja

Botellas a continuación.

 

De cerveza decoradas,

A su lado encontramos

La pieza más apreciada

¡Una báscula romana!

 

Es la bella filigrana

Artesanal y antigua,

Con sus hojas de la parra

Y sus racimos de uva.

 

También hay unas jarras,

De adorno son las sillitas

Con los tapones del cava,

Son pequeñas y bonitas.

 

 

Elaboradas a mano

Por mi amiga Rosario,

A mi me han encantado

Porque parece un milagro.

 

Que una cosa tan pequeña

Con alambre reciclado,

Se convierta en una pieza

Dando un toque delicado.

 

Solo me resta relatar

El encanto de su suelo,

Pues da un toque original

¡Con trozos de mármol hecho!

 

 

                           04/04/2010

                             ALICIA

 

Tierras Castellanas

 

Zamora, de fecundas tierras

Cubiertas de verde trigo,

Que brillan en primavera

Con las gotas del rocío.

 

El margen de sus laderas

El río Esla cubre con brío,

Y en su pantano se recrean

Luces de estrellas con brillo.

 

Sus gentes llanas, abiertas

Te acogen con cariño,

Te sientes como si fueras

Parte del pueblo y vecino.

 

El pueblo de San Cebrián

De Castro, hemos conocido,

Y a el llegamos un día

Con estos grandes amigos.

 

En la bodega de Escaja,

Degustas sus buenos vinos,

Que nos sirve con templanza

El así llamado… ¡Juanito!

                

                               Alicia

 

 

La tierra del Pan

 

En el verano esta tierra

De… fino oro se cubre,

Porque todas las espigas

Se doblegan hacia el suelo.

 

El sol con fuerza infinita

Les fue cambiando el color,

Y así de verdes a rubias

Convirtiéronse en tornasol.

 

Por esto en estos lares

Acostumbran a llamar,

A estas llanuras tan fértiles

Como… a la tierra del, ¡Pan!.

 

                         Alicia

 

 

Bar Mari Paz 

 

En el bar de Mari Paz

Degustamos los pinchitos,

Que prepara su marido,

Con ruedas en su parrilla

La carne… de sus cerditos,

Y, de mosto una copita

Que sabe a gloria bendita.

 

Finos efluvios sentimos

Del paladar y el olfato,

Más… quedamos sorprendidos

De su chorizo zamorano,

Por eso con estos versos

A tan buenos taberneros,

Con gentileza loamos.

 

Y esperamos que con ellos

En el tiempo del verano,

Si nos invitan los amigos

Pasemos a saludarlos,

Y volver a degustarlos

Apreciando como ahora,

De esta tierra… ¡Sus legados!

 

                             03/04/2010

                                 Alicia

 


 

ELIGIR IDIOMA
CASTILLA Y LEON
CASTILLA Y LEON
IR A ESTA WEB
IR A ESTA WEB