SAN CEBRIAN DE CASTRO PARAISO DE LA TRANQUILIDAD

CASTROTORAFE POR IÑAKI
CASTROTORAFE POR IÑAKI

     

 Con este titulo empiezo la siguiente narración, el calificativo de “Paraíso de la tranquilidad” para San Cebrian de Castro, se lo añado, porque se lo merece, también porque mis vivencias vacacionales en este pueblo, durante el verano del 2.007, han sido tan magnificas, verdaderamente satisfactorias, que a un servidor, le queda la nostalgia de pensar si algún día volveré, para envolverme de tranquilidad, de autentico relax, de enriquecimiento personal, basado en la calma, en la quietud. Parece que la vida se paraliza, tu ego personal se enaltece, porque la calma y el silencio, produce una sensación de espiritualidad interior, un aumento de tu capacidad de análisis de la vida, un encuentro contigo mismo, en definitiva, que todas estas sensaciones, o valores sentimentales te conducen a un estado de felicidad.

¿Donde esta San Cebrián de Castro?.....En la Provincia de Zamora, en la Comunidad de Castilla y León, en plena Vía de la Plata. Los romanos en el año 16 a. de Cristo.

Empezaron a construir lo que hoy en día se conoce como vía de la Plata. El nombre de vía de la Plata viene, de que, construían las carreteras o caminos, basándose en principios básicos de lo que hoy en día se conoce como ingeniería avanzada, su construcción se basaba en diferentes pisos o niveles, siendo el piso de superficie, el que destacaba por sus grandes losas de piedras, estas brillaban resplandecientes como la plata, en aquella época, los desplazamientos se producían en carros, generalmente militares, peregrinos y mercaderes eran los usuarios de esta vía de la Plata, el trafico debió de ser muy abundante, porque el roce de las ruedas de estos modos de locomoción, producían este resplandor en la superficie de la vía, este hecho es el causante que a la Calzada Romana Nº XXIV que unía, la Emerita Augusta (hoy Mérida) con la Emerita Asturica (hoy Astorga) se le conozca como vía de la Plata.

Hoy en día esta vía se encuentra en muchas localidades en perfecto estado, a pesar de que en otras zonas también la mano del hombre la ha deteriorado. Cabe destacar el tramo de calzada de Cabeza de Vejar en Salamanca y el Puente de Valimbre en la provincia de León, y la inigualable ciudad de Mérida, que después de 2.000 años, hoy se encuentran en un estado francamente intacto.

Hoy en día la Carretera Nacional 63O, se le conoce como vía de la Plata, aunque el trazado real no es precisamente el que construyeron los romanos.

Nunca me hubiera imaginado, que volvería a pasar por estas tierras de Castilla y León. El que esto escribe, anteriormente había cruzado a pie todas estas tierras, en su largo caminar en peregrinación a Santiago de Compostela. El destino de la vida, el azar, Hizo posible, encontrarme con la familia J. Carlos Rodríguez y la Sra. Rosario, matrimonio, vecinos de L’hospitalet de Llobregat, además compañeros de trabajo, durante mas de 30 años.

 

Este matrimonio fue el causante de que un servidor y mi Sra. Montse viviéramos dos días de autentica felicidad, dos días inolvidables, en este bonito pueblo de San Cebrián de Castro.

Quiero dejar constancia tanto un servidor como mi Sra. Montse, de que fuimos invitados a su casa, expresar mi máximo agradecimiento por todas las atenciones recibidas, que fueron muchas, también desear salud y felicidad para la madre de J.C. Rodríguez, que también se desvivió en atenciones. Muchas gracias por vuestra calida acogida, ya que siempre nos encontremos muy felices.

 En San Cebrián de Castro hay tiempo para todo, fuimos a visitar las Ruinas de Castrotorafe, ciudad medieval que se supone heredera del castro romano Vico Aquarius. Situada a la orilla del Esla, dotada de un alto valor estratégico para las comunicaciones entre Castilla y Galicia. Castrotorafe estuvo habitada al menos hasta el Siglo XVIII. Resalta el hecho de que algunos documentos la consideran o la llaman Zamora la vieja y se le reconocen su importancia y riqueza dentro del reino de León.

 Algún conflicto bélico, o quizás, el deterioro del tiempo, con el abandono político de todas estas tierras, ….     Estas ruinas se cayeron de puras viejas que eran y nunca, nadie ha sido capaz de repararlas, con pena y lastima, Castrotorafe ha ido languideciendo poco a poco hasta su total abandono, hoy en día Castrotorafe es “un espíritu furtivo agazapado tras las sombras misteriosas de este río Esla, una visión romántica de los implacables efectos del tiempo personalizada en varios lienzos de murallas y restos de un imponente castillo del siglo XV que una vez pertenecieron a una ciudad prospera”.

Según me comento mi amigo J.C. Rodríguez , en San Cebrián, se respiran aires que liberan los malos augurios, parece ser que existe una firme voluntad de recuperar toda esta riqueza, tanto a nivel físico como cultural, representando obras de teatro no profesional, por los habitantes de San Cebrián. Por el bien del pueblo pero sobre todo por la Historia es obligado el cumplimiento de la recuperación, el saneamiento de Castrotorafe.

Tengo que reconocer que al volver a pisar estas tierras, esta vez de manera sedentaria, sentí en mi interior cierta emoción, acompañado de un sentimiento de alegría, al poder compartir todas las emociones vividas con mis amigos y Montse.

La ciudad de Zamora, los romanos la llamaron “Ocelum Duri” mas o menos querían decir; “la niña de los ojos del Duero” mas tarde se le conoció como Zamora “La bien cercada” esta ciudad es protagonista de uno de los episodios mas importantes de la historia de España, destacando un pastor vacceo, conocido como Viriato, y otros caudillos y héroes, que abundan en la leyenda y en la historia de este País.

Zamora no se tomo en una hora. Esta frase la recitan los castellanos muy asiduamente. Desde San Cebrián de Castro, en coche en unos pocos minutos te colocas en el centro de la Ciudad, Zamora, aparte de sus monumentos, su Catedral, sus bellos edificios, muy bien recuperados, tiene fama por su movida, su marcha, sus “pinchos”. Compartimos de todo este placer, todos juntos, participando, comprobando la calidad de sus bares y restaurantes, los que somos forasteros pensamos, que en Zamora, hay que estar mucho más que una hora.

San Cebrián de Castro es un pueblo muy pequeño, pero lo suficientemente grande para gozar de todo.

 

Un paseo por sus calles, la contemplación de su iglesia, su puente, participar de la acogida de sus gentes, todo ello hace que pases un día muy agradable. Por la noche, cenamos a base de barbacoa, embutidos quesos y carnes del país, buenísimos, a la hora del retiro, el silencio es implacable, a pesar de que es pleno verano se agradece dormir tapado.

La casa de mis Amigos tiene rincones francamente preciosos, casa antigua recuperada, con motivos de decoración muy bonitos, todo ello hace que la estancia en esta casa fuese muy agradable.

 Las imágenes valen más que las palabras, a continuación expongo fotografías que las hice en mi estancia en San Cebrián de Castro, compartidas, con Montse y mis amigos Juan Carlos Rodríguez y Rosario.

 Sin lugar a duda, y esto lo digo a titulo personal, lo que mas me impresiona de todas estas tierras es su orografía. Siempre había oído decir que “Ancha es Castilla” sus llanuras interminables, sus cielos azules, sus campos amarillos, que los poetas de todos los tiempos se inspiran en sus exaltaciones literarias, su pasear por el campo, donde verdaderamente te das cuenta que la Tierra es redonda, sus planicies, su soledad, sus sonidos naturales, la brisa o viento que sesga o peina las mies, las formas de las nubes, donde en el horizonte, se forma esa conjunción del cielo y la tierra, formando un cuadro difícil de superar, el encuentro repentino con perdices o codornices, la aparición súbdita de la liebre o conejo de monte, el singular sonido del grillo, la calma que inspiran estos lugares, te conducen a la filosofía pura emocional. Se llega a la conclusión que la prisa no es un valor prioritario, uno piensa que por mucho correr, no se llega a ninguna parte, que lo mas importante es llegar a encontrarte a ti mismo. Pero, estas conclusiones las saco después de haber vivido emociones muy grandes en San Cebrián de Castro.

 

Un gran literato y poeta como Gabriel y Galán en su obra “la Pedrada” escribía lo siguiente;  Yo he nacido en esos llanos Me enseñaron a rezar De la estepa castellana, Me enseñaron a sentir Cuando había unos cristianos      y me enseñaron a amar, Que vivían como hermanos  Y como amar es sufrir En republica cristiana también aprendí a llorar.    

 

Es evidente que la gran sensibilidad de este gran poeta, estaba vinculada por su origen, de Castilla, la morfología castellana, sus campos le marcaron y fue capaz de dejarnos para la posteridad grandes obras literarias.

Pero la provincia de Zamora, también tiene sus montañas, sus lagos, su hecho diferencial. La sierra de Las Culebras con más de 1.000 metros de altitud, su Puebla de Sanabria con su gran lago, donde existen verdaderos remansos de paz, oasis verdes y frescos, donde el silencio profundo en la ribera del gran lago, proporciona salud, bienestar, temperatura agradable, e incluso para los mas atrevidos un buen baño en sus claras y nítidas aguas de montaña.

Entre los cuatro mas de 200 ……….años. Todos de mucha salud…. Salud, amor y felicidad.                           

 

         Textos narración y fotografías

             De Iñaki Zuri Bakea.-

           “Txikito de L`hospitalet”

 

             Zuribakea@yahoo.es

    

            Barcelona, Agosto del 2.007.-

 

ELIGIR IDIOMA
CASTILLA Y LEON
CASTILLA Y LEON
IR A ESTA WEB
IR A ESTA WEB